domingo, 1 de abril de 2012

Comencemos por el principio

Pocas veces se escucha mencionar el término mirmecología, de hecho, tampoco se encuentra la palabra en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (http://www.rae.es), sin embargo, podemos decir que  dicha palabra deriva del del griego μυρμεξ "myrmex" que signifca "hormiga" y "logía" que, como sufijo y originado en el griego λογία ("tratado", "estudio"), se aplica a la denominación de saberes. Por lo tanto podemos decir que Mirmecología puede leerse como "estudio de las hormigas".
Es tan infrecuente el uso de esta palabra que suele confundirse o utilizarse indistintamente con la palabra mirmecofilia, esta palabra cuya raíz es igual a la anterior pero que difiere en el sufijo "filia" que es un cultismo del griego: φιλία, que significa "amistad", "amor".
Podemos inferir entonces que, mientras que mirmecología es la ciencia que estudia las hormigas, siendo mirmecólogo/a la persona que se encarga de dicho estudio, mirmecofilia es la amistad (a nivel de mutualismo) que ciertas plantas y animales, sienten por las hormigas.
Por extensión se llama mirmecófilo a la persona que siente amor hacia (o se siente atraído por) las hormigas.
Por ello, mientras que a un estudioso de las hormigas se lo llama mirmecólogo, a un apasionado por estos seres se lo llama mirmecófilo.
Ahora que entendimos las diferencias, veamos un poco de que se trata la mirmecología por un lado y la mirmecofilia por otro...
Mirmecología: Es la rama de la ciencia que se encarga de estudiar las hormigas, como tal se encuentra dentro de la entomología, que a su vez es parte de la zoología.
Entonces tenemos que, la zoología es la ciencia encargada de estudiar "todos" los animales, como esta ciencia es tan abarcativa, tenemos diferentes ramas (ornitología: estudio de los pájaros, ictiología: estudio de los peces, herpetología: estudio de los reptiles, etc.), otra rama es la entomología (estudio de los insectos), dentro de la rama entomológica, existe una especialización, la mirmecología que estudia las hormigas.
El mirmecólogo es un profesional, generalmente un Dr. en biología (o biólogo) que elige dicha especialización dentro de la entomología, para realizar sus investigaciones.
La carrera de biologo se realiza en centros universitarios y al finalizar los estudios debe presentarse una tesis doctoral para obtener el título de Dr. en biologia, es una carrera árdua y sacrificada, que requiere de muchos estudios de campo que exigen un gran sacrificio por parte del estudiante, pero que brinda muchas satisfacciones cuando el biologo, identifica alguna nueva especie de planta o animal,  sobre todo habiendo tantas especies de hormigas aún por descubrir.
Actualmente se conocen más de 12 000 especies, con una estimación superior de unas 14 000 especies y con unas tendencias actuales que predicen un total de más de 21 000, con la mayor diversidad localizada en la zona tropical. Los estudios taxonómicos continúan desarrollando su clasificación y sistemática, y las bases de datos en línea de especies de hormigas, incluidas AntBase e Hymenoptera Name Server, ayudan a seguir la pista de las especies conocidas y de las descritas más recientemente. La relativa facilidad con la que se pueden recoger especímenes y estudiar las hormigas en los distintos ecosistemas, las ha hecho muy útiles como especie indicadora en estudios de biodiversidad(1).
Mirmecofilia: El mirmecófilo, aún sin tener estudios suele colaborar estrechamente con el biólogo, llegando incluso a ser descubridor de alguna nueva especie, que podría haber pasado desapercibida en el ámbito científico.
En su afán de identificar las especies de hormigas que cria (mantiene o colecciona), el descubrimiento de nuevas especies es algo que puede suceder aunque esporádicamente. Entre los criadores de peces Killi, son varias las especies nuevas encontradas por los killófilos (acuaristas criadores de killis) provenientes de capturas realizadas en la naturaleza y hay una verdadera cultura de proteccionismo e identificación por parte de todos los aficionados a ese hobby, esperemos lograr desde estas páginas, crear la misma conciencia ecologista de protección hacia las hormigas, recordando que no son una plaga que invade nuestra casa, nosotros invadimos su territorio, que ellas habitaban desde millones de años antes que nosotros.
Y si bien no es intención de quién escribe, idealizar a las hormigas, ya que yo también tengo jardín y las hormigas cortadoras (atta sp., Acromyrmex sp) hacen de las suyas, conociendo su vida aprendí que, muchas veces, compartir es mas fácil que combatir.
Hasta la próxima...


(1)
Extraido del artículo Formicidae en Wikipedia con licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0.

No hay comentarios:

Publicar un comentario